Alimentación

Sea cual sea la especia de hámster que elijas, la dieta es casi siempre la misma para todos.

  • Mezcla seca.
    Dependiendo de la marcas podrás encontrar: cacahuetes, uvas pasas, plátano seco, coco seco, etc. Todas las mezclas vienen con semillas, granos (trigo, avena...), maíz, guisantes y trozos de galletas diferentes.

  • Mezcla de pellets.
    Tienen los mismos ingredientes que las mezclas secas pero se muele todo junto y se extruye en forma de pellets. Resultan menos apetecibles, pero el hámster tendrá una dieta equilibrada, ya que no podrá elegir su parte favorita.

Cómo hacer la comida más divertida
Añade semillas extra a las mezclas de vez en cuando. Las mazorcas son uno de los bocados favoritos de los hámsters.

Para añadir vitaminas extra a la dieta, proporciónales verduras y fruta de vez en cuando, pero siempre en pequeñas cantidades. Vegetales adecuados a incluir son: la col, el brócoli, la coliflor, la col rizada, las coles de Bruselas, maíz, zanahoria, nabo, apio, pepino, patata cocida, frijoles, berro, brotes de soja, habas, pero cebollas no, ni tampoco puerros. Si alimentas a tu hámster con remolacha, mojará la coma de rojo la próxima vez que tenga que hacer un pis. También puedes darle, con moderación, las siguientes frutas: manzana, pera, plátano y uva.

Si te apetece ir a buscar comida, hay plantas silvestres que puedes recoger para tu hámster: dientes de león, trébol, berro y hierba cana, pero ranúnculos no, son venenosos para los hámsters.

Debes lavar toda la fruta y verdura que le vayas a dar al hámster, especialmente las plantas silvestres, ya que puedan haber estado en contacto con la orina o heces de otros animales.

Los hámsters saben muy bien qué frutas y verduras les gustan. Pronto descubirás cuáles son sus favoritas.

Comida especial
Una vez que tu hámster esté acostumbrado a una dieta variada, puedes obsequiarle con delicias especiales en cantidades muy pequeñas. ¿Alguna vez habías imaginado que a un animal del desierto como este le podría gustar los cereales típicos de un desayuno escocés? A los hámsters les encantan las gachas. Con un poco de leche sus reservas estarán a toped durante todo el día. Este es un regalo especial y muy bueno tanto para los hámsters ancianos como para los jóvenes, que todavía están creciendo y necesitan calcio para desarrollar unos huesos y dientes fuertes. Los más ancianos aprecian el puré de patata, el arroz y los huevos pasado por agua

Cuando termines de comer una manzana dale lo que quede a tu hámster. Durante una hora estará de lo más entretenido, pero acuérdate de recoger lo que quede después de ese tiempo porque si lo queda, lo almacenará y acabará cogiendo moho.

Dientes
Los dientes de un hámster crecen durante toda su vida, por eso tienen que roer para mantener una longitud de dientes adecuada y también para mantenerlos afilados. Su dieta básica frutos secos, cereales y semillas les ayudará a ello. Un exceso de 'comida blanda' no ayuda al hámster a desgastar los dientes y podrían crecer demasiado. Si los dientes te tu hámster han crecido demasiado, visita a tu veterinario/a para que los recorte.

Para mordisquear
Prevenir es mejor que curar, ya lo dice el refrán, así que para mantener los dientes de tu hámster saludables deberás  proporcionarle cosas para roer. Galletas de perro duras, madera sin tratar, pinzas de madera sin alambre o ramas pequeñas de un manzano o de un peral (lavadas, por supuesto), mantendrán a tu hámster muy ocupado.

Digestión
Para evitar que tu hámster tenga problemas digestivos, debes introducir los alimentos nuevos gradualmente y en cantidades muy pequeñas.

Productos Relacionados

Customer Images

Comentarios

There are no comments just yet

Dejar un Comentario

¡Consigue el Newsletter de Omlet!

Cerrar

Inscríbete para conocer las últimas noticias, ofertas especiales, concursos y mucho más. ¡Totalmente gratis!